jueves, 2 de septiembre de 2010

SOM, las estructuras antisísmicas que hacen a los edificios flexibles

Durante los terremotos, las articulaciones y las vigas metálicas permiten a la estructura de un edificio responder con flexibilidad cuando se someten a los movimientos del suelo, manteniendo cierta elasticidad estructural durante seísmos moderados.

Pero cuando los terremotos son más fuertes, estos mecanismos estructurales no son capaces de minimizar la deformación permanente a la que se somete la estructura, aumentando tanto los costes de la reparación posterior que resulta más rentable la demolición.

SOM, una empresa de ingeniería fundada en 1936 por Louis Skidmore y Nathaniel a. Owings, presente en más de 70 países, acaba de patentar dos soluciones para estructuras metálicas, que se pueden acoplar tanto en edificios nuevos como en inmuebles ocupados, diseñados para protegerlos en zonas de alta sismicidad de una manera ciertamente barata.

Y parece que también efectiva.

Con los nombres de Link-fuse joint™ y Pin-fuse frame™, estas articulaciones funcionan mecánicamente durante un seísmo moderado; pero durante un fuerte terremoto, se deslizan o rotan para disipar la energía y reducir los daños potenciales a la estructura. Después de un terremoto, los dispositivos retornan a sus posiciones originales minimizando la deformación estructural permanente y reduciendo así las reparaciones posteriores a la estructura del edificio.

Las articulaciones Link esta inspirado por las estructuras presentes en la naturaleza que proporcionan movimiento mecánico orgánico, como el hombro o las articulaciones de la cadera, y permite a las vigas de los marcos girar durante un fuerte temblor.

Se componen de dos conjuntos de placas, cada una con una ranura en diagonal en el centro. Las ranuras de cada placa se disponen perpendiculares entre sí y están en condiciones de permitir que una parte de una ranura se pueda alinear con una porción de la otra. Un pasador es insertado a través de estas aberturas de modo que la conexión se adapta a los movimientos conjuntos de las vigas conectadas, lo que permite a la estructura exhibir propiedades elásticas durante eventos sísmicos de importancia.

En el caso del Pin-fuse frame™, el sistema móvil se encuentra en las diagonales, para proteger los marcos del pandeo, protegiendo así la integridad de toda la estructura. Las diagonales se dividen en dos mitades conectadas través de un hueco central, que permite a cada medio deslizarse hacia o desde el otro durante un sismo. Las articulaciones de rotación en cada extremo de las vigas horizontales también están diseñadas para deslizarse cuando se someten a una carga de alta rotación.

Para otoño de 2010 se iniciará un completo programa de pruebas de los mecanismos, “un hito en el diseño de ingeniería estructural en las zonas de alta sismicidad” según SOM. Tras la finalización de estas pruebas, estos dispositivos pueden ser fabricados e instalados tanto en los edificios actuales como en los de nueva construcción.

Fuente: Nota prensa SOM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada